Primer día de escuela

Ir a la escuela Ir a la escuela

“¿Podés creer que ya comenzaron la escuela?” 

Esto puede ser un poco desalentador para vos y para tus hijos. 

Acá te damos unos consejos útiles.

Entendiendo la frustración de los niños

Antes del gran día, asegurate de que los niños sepan cuáles son las expectativas. En las semanas previas a iniciar las clases, podés hablarles sobre lo que van a hacer en la escuela. Un buen consejo: l libros que hablen del tema. Visiten la escuela y conozcan a la maestra si es posible. Si hay niños que sabés que irán a la misma escuela, decíselos así no se sentirán solos. ¿Pueden ir al baño, vestirse y desvestirse sin ayuda? Si no, no te preocupes, no todos los niños pueden hacerlo, solo tenés que hablarlo en la escuela conforme vaya pasando el tiempo. Es bueno que elijan juntos la comida o merienda que van a llevar, dejalos que elijan su propia mochila y útiles. Obligarlos a usar algo que no quieren puede ocasionar que se sientan decaídos y nerviosos.

Otro tip para el primer día es llegar a tiempo (no muy temprano), así pueden presentarse frente a la maestra nueva. Es importante mostrarse feliz y hacerles sentir que confiás en la maestra. Cuando llegue el momento de despedirse no hay que ponerse sensibles, hay que tratar de hacerlo rápido y alegre, luego habrá tiempo para poder limpiarse las lágrimas cuando ya estén en clase. Recordá: esta es una importante y emocionante etapa para el desarrollo de los niños. Muchas historias increíbles surgirán a medida que pasen los días y meses. Es bueno contarles lo que uno/a va a estar haciendo ese día sin dejar que se preocupen y prometerles que lo van a estar esperando al final del día. No lleguen tarde a recogerlo/a, ¡claro! Estos primeros días pueden ser difíciles para todos, mantenerse ocupado/a ayuda. Después de la escuela es lindo felicitarlos por ser “niños grandes”, y tal vez, una pequeña salida al aire libre puede ser una buena idea para animarlos. Hay que preguntarles acerca de el primer día. ¿Qué juegos jugaron? ¿Si se acuerdan los nombres de sus compañeros? ¡Comprales un helado! Ha sido un gran día y ambos se lo merecen.

¿Cómo les fue a tus hijos en su primer día de escuela? ¿Usaste alguno de los consejos en este u otro artículo?