Cómo hacer que los niños hablen de su día

Expresarme Expresarme

¿Qué hiciste hoy en la escuela? "No sé ...nada." ¿Te suena familiar? Frustrante, ¿no? Aprendé cómo podés ayudar a tus hijos a que te cuenten sobre su día.

Entendiendo la frustración de los niños

Un día fuera de casa es agotador: ¡dale a los niños el espacio después de la escuela para jugar, tomar una bebida y comer algunos snacks!
Intentá hacerle preguntas como: ¿Qué fue lo mejor que pasó hoy en la escuela? Si trae a casa sus trabajos de escuela, hablá sobre eso.
Hablá tú primero de tu día. Por ejemplo, "fui de compras y vi un enorme perro peludo. ¿Cómo fue el tuyo?"
Es más probable que los niños hablen si se los escucha con atención. Si tenés que interrumpir la charla, haceles saber que van a volver sobre ella. Por ejemplo, "Quiero escuchar el resto de tu historia, ¿podés contármela cuando termine lo que estoy haciendo?" Los niños necesitan saber que estás ahí para ellos.
Escuchalos, evitá de interrumpirlos con frecuencia. ¡Y rían! Preguntales sobre lo más gracioso que les pasó en la escuela, no sólo sobre sus tareas. Los niños te dirán cuándo están listos, no los fuerces.
¿Cómo motivás a tus hijos a hablar de su día? ¡Nos encantaría leer tus consejos!


Entendiendo la frustración de los niños

Entendiendo la frustración de los niños

Aprendé más
Autonomía, un viaje familiar de unión

Autonomía, un viaje familiar de unión

Aprendé más