¿Por qué la habitación de mi hijo es un desastre?

Ser limpios y ordenados Ser limpios y ordenados

A algunos niños les gusta el orden, pero a la mayoría no. 

Sin embargo, es posible ver sus dormitorios limpios.

Entendiendo la frustración de los niños

A los niños les emociona mantener su habitación limpia si se sienten orgullosos de ella. ¿Por qué no dejar que ellos elijan sus propias frazadas o fotos? ¿Hay espacio suficiente para que puedan poner todo en orden? ¡Las cajas de almacenamiento que van debajo de la cama son prácticas! Reservate diez minutos para ordenar su habitación, preguntales dónde va cada cosa así sienten la responsabilidad de tener sus cosas en orden. Hablá sobre los beneficios del orden, ¡y no te olvides de felicitarlos cuando hayan terminado! Los niños dejan los juguetes y la ropa muy rápido. Una vez al año hacé una buena inspección junto a tus hijos, decidan qué juguetes ya no van a usar y regálenlos. También podés ayudar dando el ejemplo. Si el resto de la casa está (razonablemente) limpia, lo más seguro es que tus hijos quieran ordenar también su habitación. ¡Un poco de desorden está bien! Motivar a los hijos a que mantengan todo en orden establecerá buenos hábitos para el futuro. Pero si, de vez en cuando, se olvidan del orden, no hay que avergonzarse de cerrar la puerta. ¿Estás ganando la batalla de habitaciones desordenadas? Si es así, ¡nos encantaría escuchar tus consejos!


Cómo enseñarle a los niños a cuidar sus dientes

Cómo enseñarle a los niños a cuidar sus dientes

Aprendé más
Cómo enseñarles a los niños a ir al baño sin lágrimas

Cómo enseñarles a los niños a ir al baño sin lágrimas

Aprendé más